TUTORÍA Y DESARROLLO PERSONAL-SOCIAL

El centro del trabajo pedagógico es el niño. Buscamos su desarrollo integral, por lo que le ofrecemos experiencias variadas en el área emocional, cognitiva, artística, deportiva y social, mediante actividades que se trabajan durante todo el año.

En este nivel, y en particular en inicial, el juego tiene un valor especial, pues contribuye a que los niños se relacionen con su entorno y puedan comprenderlo. El juego los ayuda también a desarrollar el lenguaje, el pensamiento, a construir conceptos y nociones de una manera natural y significativa. Les permite tener sensaciones de éxito y de placer que los ayudan a construir una imagen positiva de sí mismos, a desenvolverse con autonomía y a vincularse con la escuela y el aprendizaje con agrado y seguridad.

La labor de tutoría se realiza de manera individualizada y grupal. Es individual en la medida que identificamos las características de cada niño a fin de atender sus necesidades específicas. Es grupal durante la realización de proyectos o dinámicas orientados a las especificidades del grado, como la edad, la etapa de desarrollo o sus vivencias colectivas.

Si bien cada área es responsable de hacer el seguimiento de determinadas competencias, en todas se promueven actividades que favorecen el desarrollo integral de los alumnos, por lo que el trabajo en valores, la autonomía y la organización tienen especial importancia en este nivel.

 

HABILIDADES Y CONTENIDOSPROYECTOSBILINGÜISMOPLAN LECTOR

Priorizamos el desarrollo de habilidades, sin descuidar la adquisición de conocimientos y contenidos. Por ejemplo, durante la lectura de un texto, aplicamos estrategias para que los alumnos comprendan, extraigan información importante, la analicen, la comparen y logren elaborar un concepto, que en este caso podría ser “Los sustantivos propios se escriben con mayúscula”. Así, en vez de recibir una definición y memorizarla, el alumno o la alumna adquiere el concepto y, al mismo tiempo, la habilidad para descubrir nuevos conceptos.

En este nivel, las áreas se trabajan de manera integrada a través de proyectos. Estos se organizan en función a problemas, necesidades o metas, que motivan a los alumnos a planificar actividades que desarrollarán en cada una de las diferentes áreas. Por ejemplo, en el proyecto “Organizamos nuestro salón”, los niños realizan actividades de Psicomotricidad y Arte cuando forran cajas, decoran fólderes y carteles; actividades del área Personal Social cuando establecen normas, asumen responsabilidades; de Medio Social, cuando se vinculan y relacionan con su entorno inmediato y se involucran en actividades de reciclaje para cuidarlo. Así mismo, realizan actividades de lectura y escritura, según el grado (registrando sus acuerdos, analizando e identificando la estructura de los textos que leen y extrayendo la información necesaria); y desarrollan capacidades matemáticas al repartir material, descubrir las formas de las cajas o al ver la hora.

En cada grado, el énfasis en determinadas competencias es diferente. Por ejemplo, en inicial nos interesa primordialmente que se expresen, representen situaciones, descubran sus capacidades y enfrenten retos gradualmente para fortalecer su autonomía. En los dos grados siguientes, cobran un peso importante las actividades de lectura y escritura funcional: en primer grado, porque descubren que pueden ser parte del mundo letrado y les entusiasma producir textos y leer; en segundo, porque consolidan y sistematizan lo aprendido.

La organización de las actividades pedagógicas por proyectos pone al niño y a la niña en situaciones reales de organización y producción. Son motivadores porque tienen un sentido evidente para ellos y, principalmente, porque les permiten descubrir y afirmar su capacidad productiva y desarrollar habilidades sociales. En el caso de las áreas que no pueden ser articuladas en el proyecto, se programan actividades paralelas para cumplir con las competencias y contenidos.

Buscamos que los niños logren con el tiempo la misma eficiencia para comunicarse en inglés que en su lengua materna. El curso de Inglés desarrolla habilidades en los niños para que éstos se expresen, lean, escriban y puedan reflexionar sobre esta lengua y optimizar su dominio. Para ello realizan actividades significativas y funcionales a lo largo del año.

Paralelamente, se promueve el uso del inglés en actividades cotidianas y en la organización del aula y del colegio. Por ejemplo, los nombres de las oficinas están en inglés, y los profesores promovemos el uso del inglés en los saludos y las consignas cotidianas.

De inicial a segundo grado se promueve el gusto por la lectura a través de actividades placenteras. Así, los niños escuchan cuentos, poesías, rimas, leen material escrito de su vida cotidiana y visitan la biblioteca del colegio. Además, cuentan con una biblioteca de aula, en la que encuentran textos que les gustan.

Descubren que a través de los libros pueden resolver sus interrogantes y encontrar información para desarrollar sus proyectos. Ello les permite reconocer que la lectura es un medio para recrearse, y también para recoger información y comunicarse con otras personas.

Áreas Curriculares


COMUNICACIÓN Y MEDIO SOCIAL
INGLES
MATEMÁTICAS
ARTES PLÁSTICAS
MÚSICA
PSICOMOTRICIDAD