Idioma:






  

  

  


Las normas de convivencia tienen los siguientes propósitos:

  • – Que todos podamos sentirnos seguros y merecedores de un trato respetuoso y amable para poder venir tranquilos y contentos al colegio.
  • – Que el ambiente ofrezca las condiciones necesarias para el aprendizaje eficiente, es decir, que todos puedan aprender lo mejor posible, a su manera, pero juntos.
  • – Que los alumnos aprendan que lo anterior supone vivir en una estructura que posee normas, autoridades, ciertas rutinas y algunas formalidades también.

Las normas se basan en los principios y reglas contenidos en el reglamento interno, las que se refieren tanto al personal del colegio, a los alumnos como a los padres de familia. Dicho reglamento actualizado se encuentra siempre en la web del colegio.

Las normas de convivencia en el aula se conversan al inicio del año en cada salón con los tutores para poder entender la manera concreta en que las reglas del reglamento interno se viven cotidianamente. Los detalles que no estén escritos en las normas son trabajados y decididos con los profesores quienes son la autoridad en todas las actividades en el colegio. Dicha autoridad debe ser respetada siempre. Los comentarios o reclamos deben hacerse en las instancias respectivas después y no en el salón de clase en medio de la actividad.

La norma más importante es la del respeto mutuo sin excepción. En el colegio no se tolera ninguna forma de maltrato (“tolerancia cero”). Se espera que en primer lugar sean los mismos compañeros los que no la acepten y que sepan recurrir a las autoridades más cercanas en el momento necesario.

Maltratos que ocurran entre personas del colegio aunque sea fuera del mismo o en otras actividades son consideradas igualmente preocupantes y merecedoras de nuestra intervención. Incluimos en esto el mal uso de las redes sociales y el ciberespacio para discriminar, burlarse, hablar mal o agredir de alguna manera a otra persona.

Ante los conflictos y problemas que naturalmente se dan en el colegio se espera honestidad al asumir cada uno sus responsabilidades y respeto a la privacidad para evitar chismes que expongan a otros y agraven el problema.

Más allá del respeto entre todos los miembros del colegio, se espera, además:

  • –  Puntualidad para asistir, traer lo indicado y cumplir con los trabajos asignados
  • –  Uso cuidadoso de la infraestructura y los materiales
  • –  Respeto de las cosas ajenas
  • –  Cumplimiento de los códigos para la presentación personal y vestimenta
  • –  Cumplimiento de los códigos para la presentación de los trabajos; en especial lo concerniente  a referencias de fuentes
  • –  Se evite toda forma de plagio de tareas, trabajos y evaluaciones
  • –  Se cumplan las pautas para el uso del celular y otros dispositivos en el colegio, así como para las interacciones respetuosas en las redes sociales entre los miembros del colegio, como que, por ejemplo, no se publican fotos de otros ni del colegio sin la autorización respectiva.